Uncategorized

Declaración Política del Frente de Participación Estudiantil Susana Pintos

Marzo de 2017

Los estudiantes agrupados en el Frente de Participación Estudiantil Susana Pintos, nos preparamos para un nuevo año de intensa lucha.

Tras un 2016 de pelea contra el ajuste, donde pudimos los universitarios unidos junto al pueblo solidario, vencer el recorte planteado para la Universidad a través de la movilización, este año volveremos a encontrar un escenario de conflicto.

Tanto en la Ley de Presupuesto 2015, como la posterior Rendición de Cuentas 2016, quedó de manifiesto que la variable de ajuste fue la educación. En ANEP no sólo se recortó parte del incremento previsto en el año 2015, sino que se forzó a los trabajadores a aceptar un acuerdo salarial que incluía una cláusula de paz, es decir que aseguraba que no habría reclamos hasta abril de 2017.

Los incrementos fueron totalmente insuficientes, y mantienen las malas condiciones de estudio y trabajo que venimos denunciando hace años: aulas superpobladas, falta de turnos, falta de alta dedicación docente, cupos a nivel de la universidad, falta de becas, salarios sumergidos, infraestructura insuficiente, entre muchos otros problemas.

Vemos en la Participación Público Privada (PPP) un claro intento de privatización encubierta de los servicios públicos, como sucede hoy con el Hospital de Clínicas. Los sucesivos gobiernos han utilizado el típico procedimiento de privatización: primero se estrangula presupuestalmente al servicio público, ante la falta de recursos se muestra ineficiente y problemático, y así es como cae del cielo la solución, la participación de un privado en su rescate.

El rol que juega el Clínicas en formación de recursos humanos en salud es primordial, así como en cantidad de usuarios que atiende, sobre todo de sectores más postergados. Sin embargo no es priorizado en asignación de recursos. Del presupuesto solicitado por educación, se le asigna por parte del gobierno menos del 20%, y por salud, unos pocos millones de pesos al año que no bastan para su extensa contribución.

Sin embargo, esta tendencia privatizadora no la encontramos solamente en la Universidad, ni el Clínicas. La ANEP proyecta al 2020 la construcción de más de 100 instituciones educativas por el mecanismo de la PPP, sumando a esto el aumento sistemático de empresas privadas que cubren servicios de limpieza, mantenimiento, seguridad, en diversos centros educativos de nuestro país.

La reciente aparición de diversas instituciones de educación públicas pero mediante una gestión privada son otro ejemplo de cómo, desde las políticas educativas, se fomenta y da mayores beneficios a las empresas privadas que hoy ven a la Educación con fines de lucro.

Asimismo, durante este mes de marzo, los conflictos entre la Administración de Enseñanza y los gremios docentes, de trabajadores y de estudiantes también han aumentado. Las exigencias de reducir grupos superpoblados de más de 35 estudiantes, la falta de personal auxiliar en las escuelas, y la falta de garantías de los estudiantes y pésimas condiciones de estudio, son algunos de los desencadenantes de estos conflictos, problemáticas que han sido planteadas año tras año, y de las que el gobierno no se hace cargo.

Ante la evidente postergación presupuestal en la Educación Pública y los reiterados intentos de atropello a la autonomía y cogobiernos universitarios, debemos seguir luchando para conquistar el 6% del PBI para ANEP y UdelaR.

Debemos convencer al pueblo uruguayo de la vigencia de esta lucha y desenmascarando los verdaderos intereses del gobierno, sabiendo que solamente la lucha popular podrá torcer el brazo al gobierno.

Aún está en nuestras manos defender la Educación Pública y el Hospital de Clínicas de la privatización a través de las PPP. Aún está a nuestro alcance frenar el avance del capital sobre el trabajo. Aún es posible defender los intereses del pueblo frente a los intereses extranjeros.

En este sentido, reafirmamos la invitación abierta a agrupaciones estudiantiles, sindicatos, organizaciones sociales, movimiento estudiantil, organizaciones político partidarias, así como a todo uruguayo conciente y consecuente, a sumarse a las movilizaciones del año, donde nos enfrentaremos quienes luchamos por causas populares, contra los de siempre y los de ahora.

Ante el escenario de ajuste planteado por el gobierno, no aceptamos soluciones falseadas ni conciliamos en posiciones ambiguas, porque ¡la educación del pueblo no se vende, se defiende!

No permitiremos que se venda el rico patrimonio de los orientales al bajo precio de las necesidades del capital, porque si el presente es de lucha, ¡el futuro es nuestro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>