Uncategorized

Declaración final del IV Congreso del Frente de Participación Estudiantil Susana Pintos

18 de agosto del 2018

Declaración final del IV Congreso del Frente de Participación Estudiantil Susana Pintos

Reunido el pleno del Congreso y luego de una larga jornada de intercambio y debate, queremos expresar lo siguiente:

La lucha presupuestal que ha impulsado un gran movimiento en defensa de la Educación Pública los últimos años ha demostrado las potencialidades de lucha del movimiento popular. Se realizan decenas de movilizaciones por año, se impulsan ocupaciones y distintas actividades en las que se involucraron miles de estudiantes, docentes, trabajadores y padres.

Se hace necesario hacer extensivo este movimiento y consolidar un Frente que se oponga a las políticas de ajuste que se impulsan desde el Gobierno, a las políticas de rebajas salariales, de recortes y demás políticas que atacan a la clase trabajadora, a los estudiantes, a las mujeres y al pueblo en general.

La principal limitante que encuentra la construcción de un movimiento de estas características, es de quienes dentro del movimiento popular priorizan sus vínculos con el Gobierno e impulsan una política diversionista y divisionista, socavan los conflictos y vacían las iniciativas.

Entendemos que quienes nos ubicamos desde la independencia y la crítica, tenemos que aumentar los grados de unidad y coordinación, dejar de lado las diferencias coyunturales, y unirnos en la tarea de fortalecer y desarrollar un gran movimiento popular.

Creemos necesario revitalizar la discusión política, de la táctica y la estrategia y de la coyuntura en los distintos gremios. En particular la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay, en la que nuestra agrupación tiene presencia, está en un momento donde el nivel de la discusión ha tocado un fondo desconocido. Los sectores más vinculados al Gobierno, que se esconden detrás de una suerte de espacios viciados de diversos centros de estudiantes, han jugado un importante rol en llegar a esta situación.

Nuestra agrupación entiende necesario trabajar y luchar para construir una herramienta gremial de los estudiantes universitarios a la altura de su historia, que sea un bastión en la lucha contra el injusto orden de cosas vigente, que lucha junto al resto de los sectores populares para construir una sociedad diferente.

Pero no alcanza con la FEUU y mucho menos con la FEUU en Montevideo. Tenemos la convicción de trabajar y luchar por construir un gran movimiento estudiantil, en todo el país y en todos los niveles, organizado y con capacidad de movilización, que sea reserva de las luchas populares y de la clase obrera.

Nos preocupa cómo el avance mercantilizador que significó la Segunda Reforma Universitaria en la Universidad siga incambiado. Tenemos que juntar fuerzas y arremeter contra la Ordenanza de Grado, tenemos que en cada debate en Comisiones de Carreras, Claustros y Consejos defender la calidad de la enseñanza y los contenidos. Tenemos que juntar fuerzas también para enfrentar el cobro de posgrados y los convenios que dirigen la investigación hacia las necesidades del mercado.

Conceptos presentes en la Ordenanza que pueden parecer inocuos: la flexibilización, «aprender a aprender», las «competencias y destrezas», entre otros, han servido como base para la modificación de los distintos planes de estudio, redundaron en una reducción de los contenidos y precarización de los mismos.

La Segunda Reforma Universitaria representa la adaptación de la Universidad al proyecto Bolonia, adaptación que se coordinó desde la Comisión Sectorial de Enseñanza que trabajaba en el proyecto Tunning para América Latina.

Rechazamos las nociones de emprendedurismo que están apareciendo en la Universidad, las mismas son parte de una estrategia de los grandes monopolios para imponer un sistema de investigación donde se relega el riesgo y la inversión a miles de «emprendedores» que compiten entre sí. También denunciamos la estafa ideológica que significa promover la creencia que los egresados tenemos un perfil empresarial, esto sirve de base para la precarización laboral que se impulsa tanto en el ámbito público como privado.

Reafirmamos la defensa de un proyecto de universidad de cara a los intereses populares, que investigue, que enseñe y que realice actividad en el medio de cara a la construcción de una sociedad distinta. Una universidad pública, gratuita, de libre acceso, autónoma y cogobernada, una universidad de cara al pueblo

Nos oponemos de manera tajante al envío de la Ley Orgánica al Parlamento, cuestión propuesta por ambos candidatos a rectorado, tanto por Markarian como por Arim. Conociendo las posiciones que son ampliamente mayoritarias en el Gobierno sobre la educación, y particularmente sobre la autonomía, posiciones que vimos expresadas en la UTEC y demás proyectos, sería un suicidio político enviar la Ley Orgánica y abrir la puerta para que diputados y senadores hagan a su antojo una nueva.

Vemos con preocupación cómo la carrera por el rectorado se da con una ausencia total del debate. Es sorprendente cómo ambos candidatos dicen representar consensos en la Universidad evitando mostrar alguna diferencia.

Rechazamos un modelo productivo al servicio del capital y depredador del medio ambiente. Hay que redoblar los esfuerzos en la campaña de firmas para derogar la Ley de Riego que mercantiliza y contamina. Tenemos que defender el mandato del pueblo en el plebiscito del año 2004.

Debemos salir con fuerza a la calle, para informar a la población y concientizar sobre la ley que queremos derogar. Hay que aumentar los grados de organización para entre otras cosas llegar al interior del país con mayor presencia.

Rechazamos enfáticamente el decreto presidencial que censura las investigaciones científicas ambientales y viola la autonomía universitaria.

Entendemos la defensa del medio ambiente como la defensa de los derechos del pueblo en vivir en un ambiente sano, en tener acceso a agua potable, a que no sean los pueblos que paguen los costos de un sistema que prioriza el lucro por los derechos humanos.

Desde nuestra agrupación saludamos y apoyamos la lucha que llevan adelante millones de mujeres contra la opresión que viven. Las conquistas de los derechos de las mujeres siempre se han logrado por la concientización de las mismas, su organización y lucha tenaz y audaz.

La lucha por la legalización del aborto, no ha recorrido un camino diferente a otras luchas. A lo largo de los años, miles de mujeres de distintos países han salido a las calles a exigir una práctica segura para los  mismos, en condiciones sanitarias adecuadas y de forma gratuita. Esta lucha, como otras tantas ha encontrado feroces opositores, que entre argumentos de índole moral y religiosa, se niegan a otorgar este derecho, principalmente a las mujeres pobres que son las que más sufren las consecuencias de llevar a cabo un aborto clandestino en condiciones inaceptables. Esta lucha no se trata de un derecho individual de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, sino que es una lucha por igualar las oportunidades de acceso a una salud sexual y reproductiva de calidad para todas las mujeres, principalmente las de los sectores más vulnerables.

En nuestro país la pelea por la despenalización del aborto fue larga e intensa, con derrotas y victorias del movimiento de mujeres. En 2008 el proyecto de ley que legalizaba el aborto entre otras cosas, fue aprobado en el parlamento, gracias a la movilización de miles de compañeras. Sin embargo, el mismo fue vetado por el entonces Presidente de la República, el Dr. Tabaré Vázquez. Tras intensas luchas, un nuevo proyecto de ley fue aprobado en 2012, si bien este no legaliza la práctica del aborto, ya que sigue siendo penada en caso de no realizarse dentro del marco acotado de la ley, es un avance. Pero no podemos olvidar que el sólo hecho de que exista una ley no es suficiente para que esta se cumpla cabalmente y por eso debemos estar alerta y seguir exigiendo nuestros derechos.

Más recientemente el caso de Argentina nos volvió a movilizar por el mismo tema. Esta vez con un apoyo internacional que no habíamos tenido previamente ninguna otra lucha feminista recientemente. Debemos adoptar esta práctica de solidaridad en la luchas de las mujeres de todo el mundo. Las mujeres de toda América Latina apoyamos en su lucha a las hermanas argentinas, que con intensas movilizaciones lograron obtener media sanción de una ley de avanzada, ya que legalizaba la práctica del aborto y colocaba a la mujer como sujeto de derechos. Si bien la ley no llegó a aprobarse, la lucha continúa y las mujeres no bajaremos los brazos. Seguiremos luchando por avanzar en nuestros derechos dentro del marco de este sistema. Sin embargo, somos conscientes de que sólo con leyes, reglamentos y protocolos no es suficiente para lograr nuestra liberación, la batalla más importante y la que nos marca el camino es la de cambiar de raíz este sistema que nos explota y oprime.

Entendemos que esta lucha es transversal a todos los sectores de la clase obrera, una lucha que es contra la cultura dominante que perpetúa la opresión de la mujer.

El Frente de Participación Estudiantil Susana Pintos en su IV Congreso renueva su compromiso con la construcción de un movimiento social organizado y movilizado, de cara a la construcción de un Poder Popular, que enfrente el vigente injusto orden de cosas y a quienes se favorecen con el mismo, y ponga todas las fuerzas y recursos del país de cara a las necesidades populares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>