Uncategorized

A redoblar en el 2019

Avanzado diciembre dimos un cierre formal a un año lleno de trabajo y lucha, con victorias y también con reveses. Donde salimos a luchar como siempre en defensa de nuestra Universidad y de la Educación Pública, a defender nuestros recursos naturales apoyando la campaña para la derogación de la Ley de Riego, trabajando por una sociedad más justa también apoyamos la campaña por la Ley Trans y salimos varias veces a la calle a pelear por los derechos de las mujeres. Y donde también salimos a difundir nuestras ideas y propuestas primero en las elecciones universitarias de mayo y luego en las elecciones de la FEUU.

Un año lleno de trabajo y logros finaliza, por esto convocamos a una asamblea de nuestra agrupación para con los compañeros y las compañeras discutir y evaluar cómo se ha desarrollado el trabajo en cada lugar y en general, haciendo a rasgos generales una valoración positiva: nuestra tendencia crece y se desarrolla, hemos consolidado nuestras bases en distintos lugares, le hemos llegado a miles de estudiantes con nuestras propuestas y decenas han decidido sumarse a nuestro proyecto.

Tenemos un año 2019 por delante que nos va a plantear importante desafíos, las elecciones nacionales de octubre van a radicalizar la agresividad con las que los partidos del gobierno buscan cooptar a las organizaciones sociales para paliar la pérdida de la base social que están teniendo y que se evidencian en los distintos sondeos.

Frente a esto, y como siempre lo hemos hecho, vamos a defender la independencia de los gremios y a trabajar para construir una alternativa independiente y consecuente con los principios que siempre las fuerzas avanzadas hemos defendido.

Sobre la mesa también va a estar el discurso represivo, la seguridad es un problema real para nuestra sociedad, que afecta fundamentalmente a los trabajadores, pero frente a este problema, las propuestas represivas como la campaña “vivir sin miedo” no son la respuesta, y eso lo demuestra también el gobierno, que en estos años ha aumentado las políticas represivas, legislando para aumentar penas, poniendo más policías en las calles y militarizando a los mismos, construyendo mega cárceles para aumentar la población privada de libertad, etc. Los distintos indicadores demuestran que el endurecimiento de la represión no ha resuelto el problema de la seguridad.

No podemos admitir que desde la presencia que tienen los partidos del gobierno en el movimiento social y estos mismos partidos impulsen un nuevo “No a la Baja” para lavarle la cara a quienes hoy dirigen la represión y presentarlos como “progresistas” frente a la “derecha reaccionaria”. Esto es un acto demagógico que no podemos admitir, entendemos que hay que combatir las campañas como “vivir sin miedo” pero también denunciando a un gobierno que en materia represiva no tiene nada que envidiarle a estos sectores.

También va a estar sobre la mesa del año que comienza el modelo económico que se sigue impulsando, que se sustenta en la Inversión Extranjera Directa y en particular en la instalación de mega proyectos como el de UPM2.

Este modelo se continúa profundizando en un contexto en el que salario, empleo y otras cosas que afectan la vida de los trabajadores y de las trabajadoras empeoran, demostrando lo que en el principio de los períodos de gobierno pudieron -por una coyuntura económica extraordinaria- ocultar: es un modelo que no beneficia a los trabajadores, es un modelo de cara al beneficio de la burguesía nacional y del imperialismo (socios en la explotación de nuestro país).

Entendemos que desde la independencia del gobierno tenemos que fortalecer y desarrollar los distintos espacios que puedan existir y que se van a crear para convencer al resto de la población que es necesario enfrentar estas políticas.

Nos parece prioritario fortalecer un movimiento de mujeres que ha venido creciendo, un movimiento necesario, que entendemos que tiene que avanzar hacia la consolidación de su carácter feminista, clasista y socialista, único camino real para solucionar la violencia e injusticias que sufre la mitad del género humano.

Nuestra agrupación se compromete a trabajar en esta dirección y a combatir el oportunismo de todo tipo que se trepa a estas causas para luego concluir en un acomodo personal como sucedió con la lucha en contra de la Baja de la Edad de Imputabilidad donde sus “referentes” terminaron en puestos del gobierno e hicieron silencio frente al avance punitivo y represivo contra juventud dejando de lado todo lo que públicamente decían defender.

Todos estas tareas tienen un correlato en la Federación de Estudiantes Universitarios, en la que los sectores mayoritarios que son afines al gobierno, y muchos son orgánicos a diferentes partidos del mismo, están viviendo una crisis fruto de la coyuntura económica, social y política.

Y que han podido reagruparse en torno a la lucha contra las agrupaciones, lucha donde en conjunto con sectores que pretenden presentarse como “anarquistas” y reeditando alianzas que se desarrollan en otros lugares, están planteando cada vez con más fuerza la necesidad de un cambio de Estatuto de la FEUU.

Los elementos más generales de la propuesta de un supuesto nuevo Estatuto que defienden son antidemocráticos y significan un retroceso en la Federación, un avance hacia la proscripción y contra la participación directa de los estudiantes en la FEUU.

Pero también esta propuesta tiene objetivo más concretos que tiene que ver con el nuevo período rectoral: el cambio de la Ley Orgánica.

Como sabemos, el Estatuto actual plantea exigencias para que la FEUU apoye el envío de la Ley Orgánica al Parlamento, exigencias que implican amplio consenso entre todas las fuerzas presentes en la FEUU. Con el discurso de la horizontalidad con el que los sectores más oficialistas y más atrasados quieren consolidarse, también va a ir la flexibilización de estas exigencias, y es por esto último que distintos actores de la Universidad van a presionar para la modificación del Estatuto de la FEUU.

Nosotros creemos que el Estatuto que tenemos es mejorable, pero no es lo que está sobre la mesa. Lo que está frente a nosotros es una jugada de los sectores afines a rectorado que están trabajando para que la FEUU apoye el envío de la Ley Orgánica al Parlamento, con lo que significa esto: un recorte de la autonomía de nuestra Universidad.

Nuestra agrupación ya dejó claro su posición sobre rectorado. Nosotros no tenemos que esperar para definirnos como oposición, ya conocemos los antecedentes de Arim, ya conocemos su programa y ya vimos quienes lo apoyaron, el rumbo que va a tomar es claro: debilitar la autonomía universitaria y seguir profundizando un proceso mercantilizador de la Universidad que ya está en marcha.

Reiteramos el llamado que hicimos a todos los sectores avanzados y progresistas de la Universidad a enfrentar a este rectorado.

En el año 2019 vamos a profundizar todos los lineamientos que venimos desarrollando y a seguir construyendo nuestra agrupación, desde una cultura de militancia diferente, una cultura que entienda que la disciplina y la organización son cualidades necesarias si realmente pretendemos tener victorias frente a los desafíos que nos planteamos, una cultura que entienda que la formación, el estudio y la elaboración tienen que ser cuestiones centrales en la militancia, una cultura que tenga como eje el militar para ganar a los estudiantes para el proyecto de construir una sociedad diferente y además, una cultura donde los compañeros y las compañeras puedan desarrollar sus potencialidades y cualificarse para dar más y mejor a las causas más nobles. Eso es lo que significa para nosotros construir el Frente de Participación Estudiantil Susana Pintos.

Y en el 2019 nos vamos a encontrar como siempre, en las aulas y en las calles, defendiendo los intereses de los estudiantes y los trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>