Uncategorized

Por un 8M de lucha

Desde el Frente de Participación Estudiantil Susana Pintos reivindicamos el 8 de marzo como un día de lucha. Históricamente fue un día para manifestarse, para salir a las calles a evidenciar los problemas e injusticias que viven las mujeres y reclamar soluciones.

Como fruto de la evolución de la realidad material de las sociedades y de sus instituciones, las mujeres pasaron desde hace siglos a estar resignadas al hogar, asumiendo individualmente tareas vitales para la reproducción social. Tareas que dentro del sistema capitalista son desvalorizadas por no considerarse productivas. La familia monogámica nuclear ha sido una de las más importantes instituciones que tendieron a reproducir un esquema donde la mujer era ama de casa y dependiente económicamente del hombre.

En estas sociedades es donde más se han desarrollado las relaciones patriarcales, en las cuales el Estado que representa los intereses de las clases privilegiadas aprovecha para no hacerse cargo de tareas socialmente vitales e imprescindibles, como el cuidado de los niños, personas mayores y demás tareas, que en el caso de los sectores pobres de la sociedad recaen en las familias y particularmente en las mujeres que son parte de estas.

Esto se ha sustentado en una división social basada en el género, que se apoya en un montón de estereotipos que imponen una visión que las personas que nacen mujeres no son aptas para determinadas tareas y son más débiles en general, dándoles un montón de atributos considerados como “femeninos” que son construcciones sociales.

Las clases privilegiadas se aprovechan de esta situación por varias vías: apoyándose en todos estos estereotipos que se basan en el género, pagan a la clase trabajadora mujer un salario inferior; el Estado por considerar de patrimonio privado todo un conjunto de tareas sociales como el cuidado y otros, no asume las mismas; y por otro lado la opresión puntual que sufre la mitad de la clase obrera por ser mujer las condena a la no participación política en la mayoría de los casos, reduciendo la fuerza de la clase trabajadora para luchar por una transformación social.

Todas estas relaciones que son un elemento necesario para mantener los privilegios de las clases dominantes,q no condicen con las posibilidades materiales actuales. El desarrollo de las fuerzas de producción generan hoy posibilidades para que la sociedad asuma organizadamente todas las tareas que recaen sobre las mujeres por el hecho de haber nacido como tales.

La situación de las mujeres no puede cambiarse sin una transformación radical de la sociedad, ni el camino liberal de la búsqueda de aprobación de decenas de leyes de derechos ni el camino de la guerra de sexos puede solucionar la situación de las mujeres trabajadoras.

Solo una cambio en la propiedad de la riqueza, en la socialización de la misma generará por un lado las condiciones materiales necesarias para un cambio cultural que erradique la opresión sobre las mujeres, y a su vez poniendo las fuerzas materiales de la sociedad de cara a las necesidades de la misma, se podrán impulsar un montón de medidas concretas que liberen a millones de mujeres de la esclavitud del hogar.

En nuestro país el movimiento de mujeres ha cobrado desde hace varios años una importancia cada vez mayor. La lucha por la liberación de la mujer es una lucha en la cual son protagonistas las mujeres trabajadoras, pero que tiene que ser acompañada y respaldada por toda la clase obrera y todos los demás sectores para construir una sociedad diferente.

Nuestra agrupación como organización mixta, asume esta lucha como propia y convoca a todos los estudiantes dispuestos a dar esta lucha a salir este 8 de marzo a reclamar el fin de la opresión sobre las mujeres en todas sus expresiones como la violencia, la falta de derechos y de igualdad social.

Tenemos que construir una sociedad en el que nacer mujer y pobre no sea una condena a tener menos posibilidades, a sufrir violencia, a ser considerada una propiedad. Una sociedad donde no exista el género ni ningún estereotipo, una sociedad sin explotación y donde la riqueza social sea acrecentada y aprovechada en beneficio de la misma, una sociedad donde todas las personas seamos verdaderamente libres.

Contra el Capitalismo y el Patriarcado, Lucha y Organización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>