Uncategorized

La Universidad le rinde un justo homenaje a Pablo Carlevaro

carle

El viernes 13 de junio a las 19 horas en el Paraninfo de la Universidad, el ex decano de la Facultad de Medicina, Prof. Dr. Pablo Carlevaro recibirá el título de Doctor Honoris Causa que la Universidad de la República le confirió en febrero por iniciativa del Instituto Escuela Nacional de Bellas Artes, la Facultad de Medicina y la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU)

Nos encontramos en un momento histórico-político donde el neoliberalismo ha calado hondo en la sociedad en general, y nuestra Universidad no es ajena a este fenómeno. El concepto de “hacé la tuya” es la premisa que rige actualmente en los hombres y mujeres de nuestro tiempo. Es por eso que homenajear a universitarios como Carlevaro, compañeros que siempre han luchado por una sociedad más justa, nos hacen creer que las utopías no murieron, y que no debemos descansar en la lucha, porque una sociedad justa es posible.

Somos conscientes de las contradicciones propias de la Universidad: es cultivadora y reproductora de la cultura, y por lo tanto de la ideología dominante. Pero a su vez creadora de personas críticas, de pensamiento crítico capaz de analizar las contradicciones de nuestra sociedad y actuar en consecuencia. Ya lo decía el Rector Maggiolo: “la Universidad no cumpliría con su misión si no formara hombres capaces de descubrir las imperfecciones de la sociedad en que viven y si no les infundiera el valor para rebelarse contra esas imperfecciones”. Creemos que Carlevaro a lo largo de su vida universitaria ha sido consecuente con esa visión de la Universidad y con la lucha por una sociedad más justa.

Fue protagonista como militante de la Asociación de Estudiantes de Medicina (AEM) en los años 50, años de discusión y lucha, donde se concreta la actual Ley Orgánica de la Universidad logrando la autonomía y el cogobierno universitario. Con una especial atención a la extensión y una brillante carrera académica, fue decano de la facultad de medicina y exiliado político en la dictadura.

Luego del exilio se reincorpora a su actividad como decano, con la ardua tarea, en conjunto con los órdenes, de reconstruir la Universidad y la Facultad de Medicina en particular, en una sociedad que salía de las sombras de los momentos más oscuros.

Entre otras cosas contribuyó en la reforma del Plan de Estudios de la Facultad de Medicina de 1968, la inclusión de la docencia en comunidad en el currículo de la formación médica en 1988, sus aportes a la jerarquización de la Salud Mental tanto dentro de la Facultad como a nivel de las políticas públicas a través de la Comisión Asesora Técnica del MSP y la creación del Plenario Nacional de Salud Mental, así como la creación del Programa APEX-Cerro en 1993.

Es autor de numerosos textos sobre la Universidad Latinoamericana, sobre la extensión universitaria y sobre las prácticas educativas en comunidad. Todos constituyen aportes ineludibles para el estudio de dichas temáticas. Pero seguramente su mejor aporte a la construcción de la Universidad Popular Latinoamericana es su permanente ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>